Hoy en día existen infinidad de activos en los que se puede invertir o especular para obtener un beneficio. Sin embargo, no todos son aconsejables desde mi punto de vista para una persona que está dando sus primeros pasos en este largo camino. Voy a citarlos y a continuación explicaré más detalladamente los que considero más convenientes para comenzar:

  1. Acciones
  2. CFD
  3. ETF
  4. Futuros
  5. Opciones
  6. Warrants….

O bien por la complejidad o por el elevado riesgo que conllevan los demás, voy a escribir únicamente sobre los tres primeros:

ACCIONES

Se podría decir que se trata del producto más asequible y fácil de usar. Para el que no lo sepa, una acción representa una parte alícuota del capital de una empresa que cotiza. Cuando adquirimos una acción, en realidad estamos comprando la propiedad de una parte de la empresa que la emite, es decir, cuando compro acciones de Apple, me convierto en propietario de dicha empresa en la proporción que representan mis acciones en relación con el total en las que se divide el capital social.

Siempre debemos buscar para nuestra cartera acciones de empresas que gocen de mucha liquidez; huir de los denominados chicharros (empresas de pequeña capitalización, con poca liquidez, y por tanto con una volatilidad muy elevada que puede conllevar problemas de liquidez a la hora de que quieras deshacerte de ellas)

Son instrumentos que no tienen prefijado de antemano ningún vencimiento, por lo que en principio las puedes mantener en tu cartera indefinidamente.

Las acciones como tal no permiten apalancamiento sino que tienes que comprarlas al contado. Quiero decir con esto que si posees el dinero suficiente para comprarlas lo podrás hacer, pero en ningún caso se permite la compra apalancada en la que adquieres por una cantidad superior a tu saldo real en la cuenta del bróker.

Tampoco se puede operar en corto con ellas. Está prohibido por Ley en la mayoría de los países.

Estos dos últimos puntos mencionados te van a venir muy bien porque te obligarán a no comprar más allá del saldo de tu cuenta, y por tanto así evitarás fundirla rápidamente.

Si tu problema deriva en que posees poco dinero para empezar, no te preocupes, ya existen bróker como por ejemplo eToro, que te permite comprar fracciones de acciones para que el acceso a los mercados esté al alcance de cualquier bolsillo.

ETF

Estos productos no son más que cestas de acciones que intentan replicar el comportamiento de algún índice, sector, materias primas etc. A modo de ejemplo. Si una persona quisiera poseer todas y cada una de las acciones del S&P500 ¿cuánto dinero necesitaria? Pues bien, tiene la opción de adquirir un ETF sobre el S&P500, que se compone de estos activos y que permite que puedas adquirir un “trocito de S&P500” sin la necesidad de comprar 1 acción de cada una de las empresas que lo componen.

La liquidez de estos activos depende de las acciones que componen la cesta, de forma que los más populares y negociados poseen una liquidez fuera de toda duda. Tampoco presentan vencimiento.

Sin embargo, quiero establecer un matiz a tener muy en cuenta: existen los ETF inversos (operan a la baja, es decir, cuando las acciones de la cesta bajan tú ganas), y los ETF apalancados (puedes invertir más dinero del que realmente posees con el  consiguiente multiplicador de riesgo o rentabilidad). Para principiantes no aconsejo en nungún caso adquirir este tipo de ETF, ya que el riesgo de pérdida de capital se incremente de manera muy importante.

CFD

Su nombre proviene de las siglas en inglés Contrato Por Diferencias. Como su nombre indica son “contratos” con el bróker, por tanto no se adquiere la titularidad del producto que representan ya sea acción, índice, materia prima…Se trata de un contrato entre el inversor y el bróker en el que el beneficio o la pérdida que se obtenga proviene por la diferencia entre el precio de adquisición y el de venta.

Estos productos no tienen vencimiento, la liquidez es buena siempre que el subyacente (o producto al que representan) sea líquido y se negocien muchos títulos en los mercados, son productos por definición apalancados y permiten ponerse corto con ellos, es decir, vender para recomprar más barato.

Voy a poner 1 ejemplo con mis palabras que será mucho más entendible:

  • Resulta que tú quieres adquirir acciones de Apple por un importe de 2.000$ pero en tu cuenta tan sólo dispones de 1.000$. Pues en ese caso debes acudir a los CFD que replican al subyacente Apple. El bróker te deja adquirir 2.000 $ en CFD de Apple de forma que al ser un producto apalancado no necesitas depositar la totalidad de la inversión sino tan sólo el porcentaje que estime la legislación de cada país. Aquí en España para este producto se exigiría un depósito del 20% del importe total, de forma que para una inversión de 2.000$, tan sólo es necesario tener en tu cuenta 400$. Esto para un principiante es un arma de doble filo porque le permite comprar por encima de sus posibilidades sin tener aún conocimiento profundo y suficiente sobre los mercados: por un lado, si su entrada gana, la ganancia se calcula no sobre los 400$ depositados sino sobre los 2.000$ de inversión total; y de la misma forma para las pérdidas de manera que el apalancamiento es un potenciador de ganancias y de pérdidas.

¿Y entonces, porqué lo recomiendo? Pues para principiantes sólo lo recomiendo en un caso concreto y por necesidad. Me explico: como he dicho al comienzo de mi artículo, están prohibidas las posiciones cortas sobre las acciones por Ley, pero no sobre los CFD, ya que éste último es un acuerdo entre Bróker y inversor sobre un producto que replica el comportamimento de la acción. Quiero  decir con esto que sólo aconsejo, por ahora, el uso de CFD para cuando se quiera uno poner corto en el mercado, es decir, vender para recomprar más barato, y a ser posible sin apalancar porque aunque el producto en sí te permite apalancarte no tienes porque invertir más que tu capital; es tan simple como que en el ejemplo anterior, si sólo tienes 1.000$, adquirir CFD por 1.000$ aunque sólo te retengan por depósito un 20%. El resto, 800$ que te quedarían “libres”, los dejas ahí quietecitos de forma que asumes el mismo riesgo que si estuvieras comprando al contado a pesar de invertir sobre un producto apalancado.

 

Espero haberos ayudado.

 

¿Te gustaría poder copiar todas mis operaciones de forma automática en tu propia cuenta de trading y sin ningún coste por ello? Sólo tienes que abrirte cuenta en eToro con un mínimo de 200€, usar la función copytrading y compartiré encantada mi estrategia y mi conocimiento contigo. Al final de cada página de mi web he colgado un vídeo tutorial para que veas al detalle cómo se abre una cuenta y cómo copiarme. ¿Te animas?

eToro es una plataforma multiactivos que ofrece tanto la inversión en acciones y criptoactivos, así como la negociación de CFDs.
Tenga en cuenta que los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 62% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero al operar CFD con este proveedor. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
El rendimiento pasado no es una indicación de resultados futuros. El historial de operaciones presentado es inferior a 5 años completos y puede no ser suficiente como base parala decisión de inversión.
Criptoactivo es un instrumento volátil que puede fluctuar ampliamente en un período de tiempo muy corto y por lo tanto no es apropiado para todos los inversores. Aparte de los CFD, el comercio de criptoactivos no está regulado y, por lo tanto, no está supervisado por ningún marco reglamentario de la UE. Su capital está en riesgo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *